Imagen

ANTONIO FERNÁNDEZ ALVIRA. Elementos para un discurso

Del 13 de noviembre de 2019 al 29 de marzo de 2020

En Elementos para un discurso, Antonio Fernández Alvira indaga sobre los procesos de construcción del discurso y sus modos de representación en el imaginario colectivo, utilizando para ello la instalación en el ámbito de la escultura, unido al uso de estéticas arqueológicas y herramientas como el fake.

La exposición está conformada por una serie de dispositivos museísticos, piezas que reconocemos, a primera vista, como elementos constructivos, arquitectónicos y con una carga monumental y clásica. Piedras, sillares, cornisas, se exhiben siguiendo una lógica aparente, tanto arquitectónica como de orden cromático y de tamaño. Para ello, el artista retoma los mecanismos de exhibición utilizados por la museología arqueológica y que otorgan una entidad rotunda al pasado. Recurre, por un lado, a las tipologías de display donde los restos quedan estrechamente vinculados entre sí siguiendo un criterio de ordenación espacial y semántica. Por otro, utiliza el fake como herramienta formal y conceptual –partes de carpintería sin valor histórico, tales como molduras de ventana, restos de puertas… a los que se ha sacado un molde y realizado reproducciones. Sin embargo, todas estas piezas son un fake con el que se pretende seducir al espectador y hacerle creer que esas reconstrucciones de imágenes son reales. 

De esta forma el artista plantea una reflexión acerca de cómo determinados relatos se legitiman y se universalizan al presentarse bajo el amparo del saber académico; plantea la necesidad de someter a crítica toda pretensión de alcanzar una verdad esencial e irreductible y nos hace replantearnos el modo en que miramos y analizamos la realidad, cómo los discursos se legitiman ante nuestros ojos simplemente por el hecho de ser presentados como reales. 

Hoja de sala


31 \ 10 \ 2019
Gobierno de Aragón
IAACC Pablo Serrano
Paseo María Agustín, 20, 50004 Zaragoza
976 28 06 59 \\\ 976 28 06 60
Aviso legal
Accesibilidad