Imagen

ANTONIO FERNÁNDEZ ALVIRA. Elementos para un discurso

Del 13 de noviembre de 2019 al 29 de marzo de 2020

En Elementos para un discurso, Antonio Fernández Alvira indaga sobre los procesos de construcción del discurso y sus modos de representación en el imaginario colectivo, utilizando para ello la instalación en el ámbito de la escultura, unido al uso de estéticas arqueológicas y herramientas como el fake.

La exposición está conformada por una serie de dispositivos museísticos, piezas que reconocemos, a primera vista, como elementos constructivos, arquitectónicos y con una carga monumental y clásica. Piedras, sillares, cornisas, se exhiben siguiendo una lógica aparente, tanto arquitectónica como de orden cromático y de tamaño. Para ello, el artista retoma los mecanismos de exhibición utilizados por la museología arqueológica y que otorgan una entidad rotunda al pasado. Recurre, por un lado, a las tipologías de display donde los restos quedan estrechamente vinculados entre sí siguiendo un criterio de ordenación espacial y semántica. Por otro, utiliza el fake como herramienta formal y conceptual –partes de carpintería sin valor histórico, tales como molduras de ventana, restos de puertas… a los que se ha sacado un molde y realizado reproducciones. Sin embargo, todas estas piezas son un fake con el que se pretende seducir al espectador y hacerle creer que esas reconstrucciones de imágenes son reales. 

De esta forma el artista plantea una reflexión acerca de cómo determinados relatos se legitiman y se universalizan al presentarse bajo el amparo del saber académico; plantea la necesidad de someter a crítica toda pretensión de alcanzar una verdad esencial e irreductible y nos hace replantearnos el modo en que miramos y analizamos la realidad, cómo los discursos se legitiman ante nuestros ojos simplemente por el hecho de ser presentados como reales. 

Hoja de sala


31 \ 10 \ 2019

TERESA RAMÓN. La jaula se ha vuelto pájaro

Del 6 de noviembre de 2019 al 29 de marzo de 2020

La jaula se ha vuelto pájaro, uno de los versos del poema “El Despertar”, de la argentina Alejandra Pizarrnik, es la inspiración y punto de partida de este recorrido expositivo, expresión de la firme determinación con que Teresa Ramón se ha posicionado ante la vida. Con esta muestra, comisariada por Semíramis González, la pintora celebra la concesión del Premio Aragón Goya de las Artes 2015.

La exposición es un recorrido visual y vital a lo largo de los años 2015 a 2019, un breve período con un gran impacto en la vida personal y profesional de la autora, germen de un conjunto de obras que testimonian su transformación personal.

El recorrido comienza con lienzos de gran formato e intenso cromatismo y una abstracción geométrica que alude a la figura del laberinto, elemento simbólico vertebrador de toda la creación de su última etapa.  Estos lienzos, nacidos entre 2018 y 2019 se constituyen como espacios esenciales, absolutos y espirituales, donde un color luminoso se impone a la figuración anterior. Cierran la muestra las series realizadas en papel entre 2014 y 2016; el cuaderno Proceso de una resurrección, diario visual creado durante su reconstrucción física y emocional tras el complejo cuadro médico sufrido en 2014 y del que, junto a su exposición en vitrina, se reproduce la totalidad de sus páginas en un mural donde el espectador puede observar con detalle la singular iconografía del dolor creada por la autoray Crónica de Laberintos, serie que consta de un conjunto de dibujos realizados por Teresa Ramón tras su recuperación e incorporación a la práctica artística, protagonizados por el laberinto como metáfora del devenir de la vida. Paralelamente a la exposición, los visitantes podrán contemplar el mural Le jeu de vivre que Teresa Ramón realizó para el Patio del Museo de Huesca, donde se expuso en 2018.

Hoja de sala


29 \ 10 \ 2019

Exposición Permanente Pablo Serrano (Pl 02)

En 2017, el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos (IAACC) renovó la exposición permanente del escultor Pablo Serrano. El museo incorporó nuevas obras a la muestra permanente y reordenó el discurso expositivo resaltando las series más destacadas del creador con el objetivo de ofrecer una visión más global de toda su trayectoria.

La exposición permanente plantea la evolución artística de la obra de Serrano desde su regreso a España a mediados de los años 50 del siglo XX. Comienza con las obras figurativas o el Retrato de Joseph Howard, para continuar con obras de sus series Hierros, pasando por las series Quemas del objeto y Drama del objeto, Ritmos en el espacio, Hombres con puerta, Unidades Yunta y los Divertimentos con Picasso, la guitarra y el cubismo; todas ellas ordenadas cronológicamente.

Una de las series fundamentales de la década de los 60 es Bóvedas para el Hombre, estructuras cóncavas e irregulares con aspecto de gruta, de las que 23 fueron presentadas en la XXXI Exposición Bienal Internacional de Venecia en 1962. Esta serie representa el definitivo compromiso que el escultor sentía con el hombre y su existencia: la bóveda como protección del individuo y concebida como el útero materno, que nos protege del mundo exterior.

La obra de Pablo Serrano nunca dejó de evolucionar a lo largo de toda su trayectoria artística, pues su intención siempre giraba en torno a la reflexión de la idea, el objeto y el proceso creativo. La escultura y el dibujo plasmaron su filosofía de vida, siempre manifestando sus preocupaciones por el individuo, utilizando la escultura como transmisora constante de ideas mediante la cual lograr la comunicación y mostrar las emociones.
 

Pablo Serrano. Retratista retratado (Pl 01 y Entreplanta 01)

Desde el 20 de junio de 2018

La exposición Pablo Serrano, retratista retratado plantea una doble mirada en torno al escultor de Crivillén, tomando el género del retrato como eje central desde el que se observa al escultor, pero también al hombre. La muestra ha sido comisariada desde el centro con fondos propios y el préstamo de tres piezas pertenecientes a colecciones privadas: la Interpretación al retrato de José Camón Aznar, de la Fundación Ibercaja; un retrato fotográfico de Pablo Serrano prestado por la Fundación Alberto Schommer y un autorretrato de Pablo Serrano, de la colección Serrano Spadoni.

La exposición comienza introduciéndonos en la vida artística y personal de Pablo Serrano retratista. A lo largo de la galería acristalada (planta 01), se disponen un total de 18 retratos, pertenecientes a una de sus series más personales y la única en la que trabajó durante toda su carrera: Interpretaciones al retrato. Célebres personalidades a nivel nacional e internacional: los principales científicos, empresarios e intelectuales que ocuparon el contexto cultural de la segunda mitad del siglo XX y que influyeron en la proyección profesional, artística y personal del escultor.

Esta primera parte está (Pl 01), por tanto, dedicaca al modelado de algunos de los coetáneos que el escultor redefinió en la intimidad de su taller a partir de la reinterpretación. Al examinarlos, los mismos retratos son capaces de narrarnos cómo Pablo Serrano observó, aprendió y materializó con escayola, no únicamente la presencia física del retratado, sino su "rostro metafísico", tal y como el mismo artista afirmaba. 

Me ha interesado siempre la interpretación del retrato. Porque en cada hombre hay un rostro físico y otro metafísico. Me interesa de cada ser humano esto, sus dos espacios: los que vive y habita. Le observo. Lo aprendo. Cuando ya le conozco, lo interpreto. Ya no necesito su presencia física. Más bien me estorba. 

Pablo Serrano

La segunda parte de la muestra (Entreplanta 01) se enmarca bajo el título, Pablo Serrano retratado, con el que se reseña la iniciativa del artista por proyectar su imagen pública tras los primeros éxitos gestados a su llegada a España y su cada vez más notable presencia en las publicaciones de la época y entrevistas. Este recorrido expositivo revela al visitante, a través de la fotografía, cómo le vieron e inmortalizaron en reportajes encargados por el propio Serrano, algunos de los fotógrafos más importantes de la época: Juan Dolcet, Nicolás Müller, Núñez Larraz, Ibáñez o Henry Ries, pero también proyectos de creación artística, como es el caso de Alberto Schommer.

Todas estas imágenes son un testimonio de la relación de Serrano con su obra en distintos ambientes, que no solo muestran la dimensión profesional, sino también la más humana a través de su vida en común con la artista Juana Francés. A partir de la creación fotográfica de la época, se presenta un repertorio muy heterogéneo de escenas que rememoran la figura de Pablo Serrano artista y conforman un conjunto fotográfico con valor artístico e interés documental.

La exposición se cierra haciendo alusión a Pablo Serrano autorretratado. A partir de una selección de autorretratos se plantea al visitante cómo Pablo Serrano se miró a sí mismo y descubrimos algunas curiosidades como que el mismo Serrano se sentía identificado física e intelectualmente con la figura de Unamuno.

Se han organizado visitas guiadas a la exposición a cargo de la comisaria Mª Luisa Grau Tello, en las siguientes fechas:

  • Días: 26 de septiembre y 23 de octubre
  • Hora: 18:30 horas (una hora de duración)
  • Es necesaria reserva previa (máximo 25 personas pro visita) en: difusionmpabloserrano@aragon.es. Especificar nombre, fecha y número de teléfono.

(Imágenes cedidas por 12caracteres)


11 \ 06 \ 2018

"1900 1,2º C", de Nacho Arantegui

1900 1,2º C, obra donada por Nacho Arantegui al IAACC Pablo Serranohace referencia al período en el que se comienza a tener registros gracias a la tecnología homologada, de la temperatura del planeta, que a finales del 2016 subió 1,2º por encima de niveles preindustriales. 

A través del tratamiento de este gran tronco ribereño evoca el sometimiento del entorno natural por el ser humano y en este viaje obligado el árbol pierde su piel natural que se ve sustituida por una pátina alumínica industrial.

El origen del tronco está en el bosque ribereño del Canal Imperial de Aragón, de donde Nacho Arantegui lo rescata tras ser arrancado por motivos de seguridad. Tras su limpieza, lijado y definición de forma y volumen es recubierto con láminas de alumnio 100% reciclado.

Con esta obra, Nacho Arantegui reflexiona sobre las consecuencias que está teniendo en el medio ambiente la subida general de temperatura, consecuencias que "nos adentran en un escenario imprevisible que comienza a dar señales catastróficas en todos los rincones del planeta".


26 \ 06 \ 2017
Gobierno de Aragón
IAACC Pablo Serrano
Paseo María Agustín, 20, 50004 Zaragoza
976 28 06 59 \\\ 976 28 06 60
Aviso legal
Accesibilidad